domingo, 23 de marzo de 2008

Patrimonio artístico de Semana Santa (I): La Flagelación

La imagen conocida como "la Flagelación" abre la procesión del Santo Entierro el Viernes Santo, portada por 30 braceros de la Hermandad Jesús de Nazaret.
I
Se trata de una obra escultórica no documentada -como casi todo el patrimonio artístico de Semana Santa en Valencia de Don Juan-, que por sus características podría datarse a finales del siglo XVII, influenciado por el flagelado que hacia 1616 realizara Gregorio Fernández.
I
Es una imagen exenta, si bien no puede descartarse que formase parte de un grupo, pues era habitual que a la imagen de Jesucristo la acompañasen uno o varios azotadores. Por tanto, al tener una imagen independiente bien podría denominarse como "Jesús atado a la columna", y es que, siguiendo con la descripción, tenemos una imagen de Cristo junto a una columna baja sobre la que apoya sus manos atadas por medio de un cordaje real.
I
Jesucristo se muestra de pie, únicamente tapado por un paño de pureza anudado a su lado derecho. Adelanta su pierna izquierda de modo que la separa completamente la otra. Su cabeza se ladea hacia la derecha, creándose una leve S con todo el cuerpo, rota por los brazos y la pierna derecha. El rostro mira hacia un horizonte superior como pidiendo clemencia ante el dolor que se le está infringiendo. El cabello y la barba están tallados. Los ojos son de cristal.
I
Se trata de una imagen de mediano tamaño, inferior al original. Bien lograda en cuanto a composición, marca levemente la anatomía del cuerpo y muy correctamente los pliegues del paño. La mala conservación se hace evidente en la pérdida de algunos dedos de los pies, rajaduras en los hombros y especialmente en la suciedad que afecta a toda la imagen. Por ello necesita imperiosamente una restauración completa que ponga en evidencia la buena calidad de la obra.
I
La imagen no tiene culto, guardándose en la sacristía de la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol. Se desconoce el templo donde se encontraba con anterioridad a la construcción de esta iglesia. Se procesiona únicamente en Viernes Santo, sobre un paso que debe renovarse pues no responde ni a la estética de la imagen ni a la calidad que se pretende conferir a la Semana Santa coyantina.
I
Al respecto del último comentario añadir que podría configurarse un paso excelente si se encargarsen dos imágenes de sayones azotadores que completasen el grupo, siempre acordes con la imagen histórica, nunca desluciéndola ni quitándole el protagonismo que merece.